Actividad antibacteriana y determinación de la composición química de los aceites esenciales de romero (Rosmarinus officinalis), tomillo (Thymus vulgaris) y cúrcuma (Curcuma longa) de Colombia

Carlos Andrés Coy Barrera, Gema Eunice Acosta

Texto completo:

HTML

Resumen

Introducción: se estudió la composición química por cromatografía gaseosa-espectrometría de masa de tres aceites esenciales extraídos de romero, tomillo y cúrcuma, plantas muy utilizadas en Colombia para la industria alimentaria, en especial como condimento. Adicionalmente se evaluaron estos aceites obtenidos frente a dos cepas grampositivas y dos cepas gramnegativas.
Objetivo:
determinar la composición química y las constantes físicas (densidad e índice de refacción) de los aceites esenciales de romero, tomillo y cúrcuma en 3 meses diferentes del año, así como evaluar la actividad antibacteriana de cada uno frente a Staphylococcus aureus ATCC 6538 y Enterococcus faecalis ATCC 29212, Escherichia coli ATCC 25922 y Salmonella tiphymurium ATCC 14028s.
Métodos:
los aceites esenciales se obtuvieron a partir del material vegetal fresco, en un equipo de destilación por arrastre con vapor, luego se caracterizaron por cromatografía gaseosa-espectrometría de masa y según los protocolos reportados en la literatura, se obtuvieron sus propiedades físicas; la actividad antibacteriana se hizo mediante la metodología de difusión en agar modificado.
Resultados:
mediante el análisis de los aceites por cromatografía gaseosa-espectrometría de masa se pueden observar los componentes mayoritarios de cada una de las plantas. Para el caso del romero resultó piperitona (21,9 %), α-pineno (14,9 %) y linalool (14,9 %); para el tomillo 1,8-cineol (21,5 %) y o-cimeno (17,9 %); y para la cúrcuma, turmerona (36,9 %), α-turmerona (18,9 %) y ß-turmerona (13,6 %). Además, los resultados de los aceites esenciales de la actividad antibacteriana in vitro frente a cepas grampositivas y gramnegativas por el método de difusión en agar modificado, con la cepa Staphylococcus aureus que resultó ser el microorganismo más sensible.
Conclusiones:
se determinaron los componentes de cada uno de los aceites esenciales y aunque se recolectaron en 3 meses diferentes del año su composición química no varió; además, las propiedades físicas encontradas de cada uno de los aceites se compararon con estudios previos, por otra parte, los aceites inhiben la cepa bacteriana de Staphylococcus aureus con un porcentaje considerable.

 





Copyright (c) 2019 Carlos Andrés Coy Barrera, Gema Eunice Acosta

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.